El precio de ser una supermamá en tiempos de crisis.

 Estos días están siendo matadores: en el trabajo recibimos mucha presión, llegamos a casa exprimidos.. las tardes vuelven a estar ocupadas por actividades y pronto se hace de noche y hay que prepararse para el día siguiente. 
Una supermamá (o un superpapá) siente esa presión de llegar siempre a todos sitios, pero también se espera de ella que procure buenos alimentos a su familia, que enseñe a sus hijos a comer de forma equilibrada, que no abuse de la comida precocinada, que está llena de grasas poliinsaturadas.. y con los tiempos que corren, también se espera que AHORRE.
TIEMPO.
Esa es la clave. 
La entrada la tienes en Entre niños anda el juego.

Anuncios

Y tu... ¿caminas conmigo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s