¿Quién ha dicho que las tablas de multiplicar son difíciles?

Aunque parece que nuestros hijos siempre dan vueltas sobre los mismos conocimientos, la realidad es que en el colegio cada curso es un escalón más en la escalera que les llevará a su vida adulta.
Es necesario que cada vez suban ese pequeño escalón que a penas les costará esfuerzo. De no hacerlo, si se duermen y no trabajan para conseguirlo, el esfuerzo de subir dos o más escalones a la vez puede provocarles un buen golpe. Como en la vida misma, las escaleras entrañan ciertos peligros.
Si en primer curso de primaria, la dificultad estriba en el gran cambio de metodologías y pautas y en el desarrollo completo de la lectoescritura, en segundo uno de los hándicaps son las tablas de multiplicar. 
En este punto de su madurez, los peques ya entienden que no es rentable hacer una suma repetida pudiendo llegar más rápido con una multiplicación. Pero…. memorizar esas tablas interminables ha sido y sigue siendo, tedioso.
No hay otra. Para este tema sólo funciona LA MEMORIA. La denostada memoria que desde hace unos años se castiga como perteneciente a tiempos pasados. La memoria a largo plazo es necesaria. Es nuestro gran almacén donde guardamos esas cosas que nos han de servir para toda la vida. Pero, ¡ojo! no es necesario que para ingresar un paquete en ese almacén, tengas que grabar a sangre y fuego su contenido. Hay muchas maneras de organizar la información, y ten por seguro que si LA COMPRENDES, será mucho más fácil saber en qué parte de ese almacén tienes que dejarla para luego encontrarla fácilmente.
Las tablas de multiplicar tienen muchos truquis que triunfan entre los alumnos. Normalmente, multiplicar no nos da miedo hasta que llegamos a la tabla del 6. 
Con la tabla del 2 y del 3, sabemos contar mentalmente de 2 en 2 y de 3 en 3. La del 4 es el doble de 2 y siempre es par. La del 5 acaba en 0 o 5… pero la del 6.., la del 7, 8 y 9!!! 
La temida tabla del 9, para la que ya nos faltan dedos, narices y orejas en el cuerpo para contar…. ES LA MÁS FÁCIL.

 Cuando a un niño le cuentas que la tabla del nueve es tan fácil como darse cuenta de que en el resultado, la primera columna asciende del 0 al 9 y la segunda desciende justo al contrario… ya se ha aprendido media tabla. Otra regla nemotécnica es usar las propias manos. ¡Siempre las llevas encima!

Mira tus manos y numera los dedos del 1 al 10.
Para multiplicar 9×1, baja el dedo con el nº1… y te quedan 9 (resultado).
Para 9×3, baja el dedo con el nº3. Delante de ese dedo te quedan 2 deditos levantados (2 decenas= 20) y detrás te quedan 7 dedos, que son las unidades. Por lo tanto= 27.
Funciona con todos los números de la tabla del 9. 
Este método sirve para cuando aún están aprendiendo la tabla. Con la repetición continuada de las multiplicaciones, acabarán fijando en la memoria los resultados y será mucho más fácil acudir a la memoria que ir contando deditos.
Por eso, en un principio, déjales utilizar cualquier apoyo que les sirva para facilitarles la memorización.
Como he dicho antes, hasta la tabla del 5 solemos poder memorizar sin problemas utilizando el cálculo mental. Pero con números mayores es más difícil. Parece que si se nos cuela un 8 o un 9 en la multiplicación ya no sabemos cómo contar. No hay problema.
Aquí tienes una ayudita para calcular el resultado fácilmente y utilizando tus manos.

Igual que antes, nombra tus dedos tal y como ves en la figura de arriba. Esta vez, del 6 al 10 en cada mano.
Cada mano, será uno de los números que se multiplica (recuerda que sólo es válido desde el 6×6 al 10×10).
Y ahora, vamos a multiplicar.
Mira el ejemplo de aquí abajo: 8 x 7.

 Toca los dedos que representan el 8 (de una mano) y el 7 (de la otra). Con esos dos incluidos, cuenta de ahí hacia los pulgares cuántos dedos te quedan (en este caso, 5): esas serán las decenas del resultado–> 50.
Ahora, los dedos que están por encima de los que se tocan, y esta vez, sin contarlos. Multiplica los dedos líbres que tienes en una mano, por los de la otra (en este caso 2 y 3) 2×3= 6. Esas son las unidades de nuestra multiplicación.
En total, sumando, encontramos que el resultado de 8×7 son 56.
¿¿Fácil???
¡¡¡Pues no falla!!!

Compruébalo!

9×7= 60+ (1×3)= 60+3= 63

7×6= 30+ (3×4)= 30+12= 42

 Puedes seguir contando. Todos los resultados son correctos. Ya no tienes excusa para aprender las tablas de multiplicar, aunque sean difíciles.

Anuncios

Y tu... ¿caminas conmigo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s