Coca de Sant Joan.

Ayer fue un día feliz.
Me acerqué al colegio a recoger las notas de los peques y a hablar con los tutores, y lo hice con cierto recelo porque en uno de los casos me esperaba un batacazo. Ha sido un curso bastante duro y todos en casa hemos trabajado mucho para ayudar a que la situación se salvara lo mejor posible.
Los dos tutores me estaban esperando, fui la última mamá que llegó (por compatibilidad de horarios con mi trabajo, no pude llegar antes). Desde la misma entrada, al final del pasillo, con la puerta abierta y al fondo de la clase, ya divisé a uno de los tutores… al que más “miedo” le tenía por las noticias que tenía que darme y (yo presumía) tenían que amargarme el verano.. total, la racha no vendrá de una noticia mala más.
 Pero no podía pasar de largo, él también me había visto.
Llamé con los nudillos en la puerta abierta y saludé. Quise decirle que volvía en un momento, que la otra tutora se estaba yendo… pero no pude. Él, con una gran sonrisa, se adelantó hacia mi, me extendió el boletín y me dijo: “Enhorabuena!!”
No me lo podía creer!! ¿me ha felicitado??  Eso quiere decir… Siiiii??????!!!!!
Incrédula, sin saber si emocionarme, si alegrarme o qué.. le miraba y con los ojos le pedía más información.
Peke ha hecho un gran esfuerzo este último trimestre. Nos ha sorprendido a todos. Ha trabajado muy bien, él solo. Se merece promocionar con buenas notas.
Aaaahhhhhhhh….. eso era música para mis oídos!! El trabajo, el esfuerzo diario, tenía su recompensa.
Entonces sólo pude pensar en la alegría que tendría mi hijo cuando se lo dijera. Tantos “sermones de las 40 palabras” en las últimas semanas tenían su recompensa. Él podía comprobar cómo su trabajo, su lucha por superarse, se veía traducida en un boletín sin mácula. Bravo, campeón!!
Por otro lado.. “levité” hasta el último piso al encuentro con la tutora de mi princesa. Princesita es una niña buenísima para los estudios, pero muy emocional. Acusa las situaciones regulines y baja su concentración en esos casos. Los últimos trimestres han sido complicados y, aunque nunca ha suspendido, me esperaba peor resultado. Nada de eso. Princesita tenía un boletín cuajadito de sobresalientes y algún notable que otro.
Había que celebrarlo! Ya está bien de tantos ratos amargos.
Y… ¿cómo se celebra algo realmente en familia????
Comiendo!
 
Quería algo especial, dulce, para celebrar… Hace pocas fechas que ha sido San Juan y en mi Cataluña de nacimiento es muy típico comer Cocas (Coques de Sant Joan). Es una especie de briox con forma de torta grande, adornada con crema, piñones y frutas escarchadas. Esa es la típica, pero últimamente el buen hacer de los obradores catalanes comercializan infinidad de cocas diferentes.
 

Desde que vivo en Murcia, echo mucho de menos esas fechas… y las cocas!! Llevaba unos días pensando en ellas.
Con la euforia de la alegría no me lo pensé. ¿Quién dijo cansancio? Busqué por internet una receta de coca de San Juan y la primera que encontré fue esta (pincha aquí)
Aunque te parezca dificilísima.. es superfácil, sobre todo porque la Thermomix ayuda. Casi que lo hace todo.
Seguí los pasos descritos, al pié de la letra excepto por el agua de azahar (que no tenía y no le puse). Aproveché que era hora de cenar para dejar la masa reposando en el vaso del robot de cocina, tal y como explica la autora: tapado. Le puse el tapón en el bocal porque pensé que no era bueno que entrara aire donde reposaba una masa que tenía que doblar. Apagué la luz y me fui a cenar.
Cuando volvimos a la cocina (unos 40 minutos después) nos esperaba esto:
 

: D
Es cierto que la masa se salía por el bocal!!! Pues hora de encender el horno y estirar la masa.
La crema pastelera también estaba templada ya. Como no había preparado la receta, no tenía a mano fruta escarchada. Así que me conformé con un bote de piñones.

 
Además, granulé con agua algo de azúcar en un vaso y pincelé toda la coca una vez decorada. Eso es lo que ha hecho que tome ese aspecto brillante y caramelizado.
Acabé muy tarde.. muy cansada de un día bastante largo, pero muy emocionante. Y por una vez en mucho tiempo, con emociones positivas y felices.
Me fui a dormir con la casa perfumada a vainilla y azúcar, a limón y a calidez.
Contenta, pensando en las caras de satisfacción que pondrían por la mañana cuando bajaran todos a desayunar.
 

Anuncios

2 comentarios en “Coca de Sant Joan.

  1. Enhorabuena a esos niños, a disfrutar de las vacaciones!!!!Besinos

  2. Gracias, guapetona!! nos lo merecemos!! :DFelicidades a vosotros también, que menudos cracks tienes en casa!

Y tu... ¿caminas conmigo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s