Cuando Papá Noel y los Reyes Magos hacen magia.

Muchas veces nos sorprenden nuestros pensamientos con ideas nostálgicas sobre la Navidad. Claro… es que ahora ya no es lo mismo, decimos. Cuando era niño, todo se rodeaba de magia, veíamos ese tiempo de espera, de otra manera… Ahora ya somos mayores y mira qué listos somos, que nos hemos cargado el saquito de polvo de hadas y encima, nos sentimos satisfechos. Ahora… ¿qué quieres?

La magia está a tu alrededor, sólo tienes que cerrar los ojos y sentirla. Mis días de Reyes Magos se quedaron bastante atrás, pero aún así cada año me levanto mirando a ver si tengo algo encima de las zapatillas. ¡Claro!, aprende que todo no está en recibir… si antes no has dado. Eso también te lo enseñan los Reyes cuando eres pequeño: si no te has portado bien, si no has estudiado en el cole, no hay regalos.

Pues, aplícate el cuento!!

Este año estoy segura de que se ha encendido una luz de alarma en el Polo Norte y en Oriente. Después de un año difícil… pero difícil!!!, hemos encontrado el buen camino escolar. Los peques de la casa vuelven a estar concentrados y con su piquito abierto esperando conocimientos cual pajarillos en el nido. Han desarrollado capacidades y están empezando a interesarse por cosas “importantes”. Vamos, de nivel. Mira si no, este dinosaurio pintado sólo con los colores primarios. Sí, sí.. sólo hemos utilizado el azul, el rojo y el amarillo ¿difícil? ¿¿y si te digo que el peque en cuestión tiene 7 años??… ¿¿imposible?? nooooo… el imposible está en tu cabeza, nunca en sus manos.

Dinosaurio2

Claro, esto lo ha hecho un niño de 7 años… motivado y deseoso de demostrar que se podía hacer magia con sólo tres colores. Antes de llegar a este dibujo, se ha pasado varias tardes ensayando mezclas en varios papeles, degradando colores y aprendiendo a manejar el lápiz de color de “otra manera”. Ese lápiz ya no es para escribir, no hay que hacer un surco en el papel para que la tinta se incruste. Hay que trabajar con suavidad, dominando el utensilio pero sin estrangularlo. Y hay que utilizar la vista. Hay que mirar, observar. Detenerse y gastar (cambiémoslo por invertir) un tiempo en ver la realidad para poder interpretarla.

Eso se aprende. Muy pocos descubren por si mismos el placer de dibujar, o de leer. Por eso es importante ayudar a los niños, desde pequeños, a crear hábitos de lectura. Y por qué no… hábitos creativos.

IMG_5396

Apuesto lo que quieras a que en eso estaba pensando San Nicolás cuando cargó su saco y entró en esta casa en Noche Buena. Fíjate que cosas traía. “Mamaaaaaaaa!!!!!!!!! mira cuántos colores!!!!!!!! Todos bien puestos y ordenados en la caja… Un libro gordo, gordo (dos mas finitos para el pequeño). ¿Podemos, podemos, podemos??? -Claro! es para vosotros!!

Y los niños desaparecieron durante todo el día.

Por la noche, el pequeño se va a dormir con uno de los cuentos (que claro, hablaba de dinosaurios).

IMG_5395

Sí, mira si le gustan los dinosaurios que me lo he encontrado de esta guisa, todo concentrado en el salón.

-Oye.. pero ¿no estabas leyendo uno de dinosaurios?? -Sí, pero lo he acabado. Mira ahora voy por la mitad del otro. Es que Papá Noel ¡¡sabía lo que me gustaba!! Qué sorpresón me ha dado!

Sí, Papá Noel y los Reyes saben escuchar, y observar. Y saben que a veces, la última tecnología o el juguete más caro no es siempre lo más divertido. Llegarán, ¡claro! Pero no hay que poner toda la magia en eso que viene de fuera y quieren hacerte creer que es la llave de tu felicidad. La magia está dentro de nosotros.

¿La sientes?

Anuncios

Y tu... ¿caminas conmigo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s