Cajón desastre.

Hola!! ¿Alguien más tiene la sensación de que el verano no ha llegado todavía?
Me refiero al verano de descanso.
Aunque donde vivo estamos asaditos de calor, y los niños terminaron el colegio y todas las extraescolares (que nos dan más tiempo por las tardes), yo sigo trabajando en mi jornada normal, así que madrugo mucho y no vuelvo a casa hasta cerca de las 16’00h.

 

Estos días ando algo agotada. Se ha puesto en marcha una nueva ley de financiación sanitaria y se ha modificado la manera de pagar por los medicamentos. Esto ha creado un cierto revuelo entre la gente a la que atiendo (trabajo con médicos). Todo son preguntas de cómo va a afectar a cada uno esa ley.

En general, una vez explicada, la gente lo está aceptando muy bien, pero siempre hay quien se muestra esquivo y paga con nosotros su mal humor. Al final del día eso hace que volvamos a casa con una mochila extra cargadita de cabreos ajenos.

Claro, así cuando llego a casa sólo tengo ganas de descansar y descansar….

Pero todo no van a ser cosas poco agradables. Hay muchas cosas buenas que ocurren cada día y de las que hay que disfrutar y alegrarse. 
Hace un par de días, vino a mi centro de trabajo un buen amigo, Jon Larrañaga. Este hombre es todo un ejemplo de superación. Alguien en quien deberíamos mirarnos cada vez que sentimos una puntada de desesperanza. Tras sufrir una grave enfermedad, fué transplantado de los dos pulmones. Para celebrar que ha vuelto a nacer y para agradecer a esa familia anónima su gesto de generosidad, se subió a una bicicleta y está consiguiendo grandes méritos. Os animo a seguirle tanto (aquí), en su página web, como en su facebook. Seguro que os dará mucho que pensar sobre vosotros mismos.

Esta pequeña que aparece en la foto, nació también hace poco días. Sus papás la trajeron al centro para poner los pendientes y hacer las primeras revisiones. Y la trajeron orgullosos, vestidita como una princesa con la primera ropita que le crocheteó la abuela. No pude resistirme a hacerle una foto para vosotros. Fijaos en ese detalle de las sandalias de verano, con tira entre los deditos y todo. Totalmente a la moda!!

Y los proyectos.. bueno, los proyectos!!!!! Aquí os presento la terraza de mi ático. Poco a poco va tomando forma.. pero muy poco a poco. Para dejarla a nuestro gusto, necesitamos ese dinero que ahora no se puede gastar. Así que vamos tirando de imaginación y de paciencia. Cuando esté terminada (un año de estos) será un estupendo lugar donde descansar por las tardes de verano. Un día os hablaré a cerca de este ático.

Como os he dicho, no he podido adelantar muchos proyectos, pero sí he podido leeros mucho. Me he enriquecido con vuestros blogs, me han encantado vuestras ideas. He soñado pasear por los verdes alrededores de Attic24, y me he maravillado con un proyecto que ya he añadido a la cola.
Se llama “Northen Star” (Estrella del Norte) y es un diseño de Karen, una genial tejedora que imagina mundos llenos de burbujas de ganchillo. Podeis visitar su blog pinchando aquí.
En un ratito saqué esta muestra que me ayudará a planificar aquel proyecto que tenía pendiente de hacer: una manta-patchwork para mi hijo. ¡¡Se la debo!!

Espero pronto poder enseñaros alguna cosita más. Mientras… besotes para todos!!

¡¡¡Calor!!! alguien quiere unos cuantos grados?? tenemos de sobra!

Quiero mostraros lo que está pasando ahora mismo en el lugar donde vivo.


Esta imagen es de este mediodía cuando salía del trabajo. Volviendo a casa el termómetro del coche me ha llegado a marcar 40ºC.

 Se aprecia la temperatura que hacía en ese momento y la previsión para hoy justo debajo, un poco más pequeñita.

Apenas una hora más tarde, bien cerquita nuestro coche marcaba esta otra temperatura:
Hoy el aire de la calle quema, cuando lo respiras notas que entra caliente por la nariz.
Lo peor está por llegar, porque hay previsiones que no refresque por la noche.