Cuando Papá Noel y los Reyes Magos hacen magia.

Muchas veces nos sorprenden nuestros pensamientos con ideas nostálgicas sobre la Navidad. Claro… es que ahora ya no es lo mismo, decimos. Cuando era niño, todo se rodeaba de magia, veíamos ese tiempo de espera, de otra manera… Ahora ya somos mayores y mira qué listos somos, que nos hemos cargado el saquito de polvo de hadas y encima, nos sentimos satisfechos. Ahora… ¿qué quieres?

La magia está a tu alrededor, sólo tienes que cerrar los ojos y sentirla. Mis días de Reyes Magos se quedaron bastante atrás, pero aún así cada año me levanto mirando a ver si tengo algo encima de las zapatillas. ¡Claro!, aprende que todo no está en recibir… si antes no has dado. Eso también te lo enseñan los Reyes cuando eres pequeño: si no te has portado bien, si no has estudiado en el cole, no hay regalos.

Pues, aplícate el cuento!!

Este año estoy segura de que se ha encendido una luz de alarma en el Polo Norte y en Oriente. Después de un año difícil… pero difícil!!!, hemos encontrado el buen camino escolar. Los peques de la casa vuelven a estar concentrados y con su piquito abierto esperando conocimientos cual pajarillos en el nido. Han desarrollado capacidades y están empezando a interesarse por cosas “importantes”. Vamos, de nivel. Mira si no, este dinosaurio pintado sólo con los colores primarios. Sí, sí.. sólo hemos utilizado el azul, el rojo y el amarillo ¿difícil? ¿¿y si te digo que el peque en cuestión tiene 7 años??… ¿¿imposible?? nooooo… el imposible está en tu cabeza, nunca en sus manos.

Dinosaurio2

Claro, esto lo ha hecho un niño de 7 años… motivado y deseoso de demostrar que se podía hacer magia con sólo tres colores. Antes de llegar a este dibujo, se ha pasado varias tardes ensayando mezclas en varios papeles, degradando colores y aprendiendo a manejar el lápiz de color de “otra manera”. Ese lápiz ya no es para escribir, no hay que hacer un surco en el papel para que la tinta se incruste. Hay que trabajar con suavidad, dominando el utensilio pero sin estrangularlo. Y hay que utilizar la vista. Hay que mirar, observar. Detenerse y gastar (cambiémoslo por invertir) un tiempo en ver la realidad para poder interpretarla.

Eso se aprende. Muy pocos descubren por si mismos el placer de dibujar, o de leer. Por eso es importante ayudar a los niños, desde pequeños, a crear hábitos de lectura. Y por qué no… hábitos creativos.

IMG_5396

Apuesto lo que quieras a que en eso estaba pensando San Nicolás cuando cargó su saco y entró en esta casa en Noche Buena. Fíjate que cosas traía. “Mamaaaaaaaa!!!!!!!!! mira cuántos colores!!!!!!!! Todos bien puestos y ordenados en la caja… Un libro gordo, gordo (dos mas finitos para el pequeño). ¿Podemos, podemos, podemos??? -Claro! es para vosotros!!

Y los niños desaparecieron durante todo el día.

Por la noche, el pequeño se va a dormir con uno de los cuentos (que claro, hablaba de dinosaurios).

IMG_5395

Sí, mira si le gustan los dinosaurios que me lo he encontrado de esta guisa, todo concentrado en el salón.

-Oye.. pero ¿no estabas leyendo uno de dinosaurios?? -Sí, pero lo he acabado. Mira ahora voy por la mitad del otro. Es que Papá Noel ¡¡sabía lo que me gustaba!! Qué sorpresón me ha dado!

Sí, Papá Noel y los Reyes saben escuchar, y observar. Y saben que a veces, la última tecnología o el juguete más caro no es siempre lo más divertido. Llegarán, ¡claro! Pero no hay que poner toda la magia en eso que viene de fuera y quieren hacerte creer que es la llave de tu felicidad. La magia está dentro de nosotros.

¿La sientes?

Habitación para un príncipe.

Pues sí, ya hemos acabado con la habitación de “niño mayor” de mi hijo. Ya le hemos renovado su espacio, a su gusto, para que empiece “el colegio de los grandes” como toca. La verdad es que le hacía falta.
Esta habitación ha ido creciendo con los niños. Parte del mobiliario perteneció a su hermana cuando nació. La hemos ido completando con los muebles necesarios según crecía la necesidad. Siempre hemos tenido precaución de mantener el color madera, o el pino natural para que hiciera conjunto. La última vez que la pintamos, fué cuando mi hija tomó posesión de su Jardín de hadas. Hasta ese momento, los dos dormían juntos. Así que para que él no fuera menos, le renovamos un poco el color de la pared y le colgamos dos pósters de Spiderman, su héroe!
Tan entusiasmados estaban con la creatividad, que no pudieron resistirse a hacer de Spíderman y decorar ellos mismos la habitación dos días después de haber pintado nosotros. Dicho y hecho, se embadurnaron las manos de crema, se subieron a la litera y…………..
Aquí teneis una muestra de cómo quedaron las paredes. Como castigo (no se si para ellos o para nosotros) así han estado 3 años.
Pero ya no aguantaba más la cosa.
Esto había que repararlo. Lo malo es que los tiempos que corren no son para mucho gasto. Nos pusimos un tope y un reto: 100€.
Seríamos capaces de renovar la habitación como mucho, con ese dinero?
Pues, claro que sí!
Primero, interrogar al inquilino sobre sus gustos. Informarle de que si acepta la renovación de su estancia, debe respetarla y cuidarla (jejejeje). El príncipe de la casa aceptó encantado.
Es un niño con mucha personalidad, así que pronto lo tuvo claro. Quería un color azul fuerte, pero no oscuro (“que no sea negro, mami”) y nada de colores pasteles.
Pues allí vamos!!
Tachaaaaaaaaaaannnnnnnnn!!!!!!!!!!!!!
Oh, Oooooohhhh…. el azul elegido es el del cuadrado grande, pero al destapar la caja descubrios que se parece más al del cuadrado pequeño. Bueno, esperemos a ver cómo queda una vez seco.

La verdad es que en casa no nos da pereza pintar paredes. Tenemos el trabajo bien distribuido. Yo soy más hábil con los detalles y él es un as con el rodillo , así que mi aportación es “recortar” con el pincel las esquinas y lugares más comprometidos. Siempre trabajamos juntos en estos casos. Y cuando terminamos de cubrir la pared, todo queda limpio y recogido. ¿El secreto?, mojar el suelo mientras se está pintando. Si eres precavido y tienes a mano una fregona, moja bastante el suelo antes de sacar el rodillo de la caja de pintura, si caen gotas o manchas, sólo tendrás que recoger el agua y la mancha y de una pasada… limpio!
Ahora os voy a poner un antes y un después de la misma habitación. Aviso, sólo hay 4 elementos nuevos. Ahí van!
Puerta de entrada.
Puerta de entrada.
Misma pared de la puerta, antes….
…..Y después.


                                          

Hemos movido el armario de sitio. Ya habéis visto que está en la pared de la puerta.

Hemos querido situar aquí la zona de estudio, porque el príncipe puede aprovechar toda la luz que entra por la ventana para hacer sus deberes.

Por eso también la pared es blanca, para reflejar esa luz, y para evitar distracciones! Aún nos queda poner una chapa entre la mesa y la pared, para que pueda colgar información y fotos con imanes. Así también protegeremos la pared de continuos golpes con la mesa.

Un antes y un después,
en el que hemos ganado mucha luz.

La fuerza de ese azul intenso, se ilumina y a la vez se contrarresta con todo el blanco de las otras dos paredes.

Esta ya no es la habitación de un niño pequeño.

Los juguetes se han reducido, han pasado a otro lugar. Ahora es una habitación de trabajo y de descanso.

Sigue manteniendo algunos juguetes, los más apreciados, y hemos incluido una radio para que escuche cuentos.
También decidió poner en un lugar preferente la foto que tiene junto a su profesora de piano. La aprecia mucho. Le encanta tocar el piano, le fascina.

Hemos mejorado algunos detalles.

Le hemos puesto una luz para sus lecturas de ir a dormir.

Y hemos intentado hacer un lugar acogedor, a su gusto, para que ir a dormir sea siempre un momento grato, y para que su habitación sea siempre su reino.
“Un reino de dinosaurios, mamá”…. ah, si, bueno…. más adelante veremos.
Nada más terminar la habitación, hizo esta composición y la pegó en la puerta para que todos supieran a quién pertenece.


A partir de ahora, el día a día personalizará esa habitación. Mi principe tiene que vivirla para amoldarla a su personalidad.

Ah! y del presupuesto nos han sobrado 20€.



Happy Flower



Os acordais del enlace que os puse para hacer una flor decorativa al más puro estilo hippie???
Pues decidí dar uso a esos ovillitos de restos que siempre quedan por ahí.
Empecé dos flores, para dos princesas.
Una flor en lila, otra en rosa…… según la personalidad de cada una.

 

 Las flores fueron creciendo,
y acabarán rematadas con mucho cariño.
Ahora sólo falta, coserlas con abalorios.

Nuevos proyectos.

Al final, me he decidido a empezar a lo grande así, como haceis algunas… con varios proyectos a la vez. Total, es verano y las tardes son muy largas.

Aquí os presento otra versión del Elise Shawl en color maquillaje. (sí, ya se que mi aloe está algo escaso de agua). El chal era para una amiga. Ella me dejó unos vestiditos de fiesta con toda la confianza y quería agradecerle de una manera especial ese gesto. Así que no me lo pensé dos veces y le escogí este favorecedor color que combina con cualquier cosa que lleve puesta. Este chal ya está en manos de su dueña, quien espero que lo disfrute mucho estas vacaciones.

 Como ya os dije en la entrada anterior, encontré un diseño fantástico para una colcha de niño (aquí) y aunque en principio pensé dejar el tejido de la manta para cuando haga más frío, al final no pude resistirme. Son pequeños grannies y aunque sea lana, se teje bien. Así que los voy haciendo poco a poco mientras descanso un poquito por las tardes después del trabajo. Estos son los colores que elegí. La autora está haciendo su mantita en algodón (porque es para un bebé), con 3 tonos de azul y 3 de verde. Yo he variado a lana (me interesa que abrigue) y además he incluido 2 tonos de lila.

Y¿¿ a que no sabeis qué encontré en la tienda cuando fuí a buscar las lanas???? Mirad el escaparate, mirad:

Siiiiiii!!!!!!!! es mi Elise Shawl!!! me lo pidió para adornar un poquito y mostrar las posibilidades del hilo. jejejje Ya hay quien ha preguntado por él. Uy!! nunca he vendido nada de lo que he tejido. No sabría ni qué precio ponerle! Desde luego, ese turquesa no lo vendo!

Estos días también aproveché para ordenar las lanas y madejitas que tenía por casa. Encontré muchos ovillitos pequeños de colores vivos de un antiguo proyecto que se quedó en ufo. Así que las estoy reciclando en una vistosa flor hippie que ví aquí. Bueno, en realidad son dos flores. Las estoy tejiendo a la vez: una para mi hija (que le gusta el rosa) y la otra para mi sobrina (que le gusta el lila).

Este proyecto lo dejo para los ratitos de tejer en el patio cuando ya está anocheciendo, antes de cenar. Es muy agradable tejer a esa hora, en la terraza, tranquilamente, escuchando los sonidos que llegan del parque cercano. Casi una terapia.


I Quedada a tejer en público DeHilosMurcia. 23/06/12

Las Redes Sociales son un gran invento de nuestros días. Con ellas las fronteras se diluyen. Hay quien las aborrece, pero también somos muchos los que las defendemos.
Gracias a estas plataformas, podemos encontrar gente de nuestro mismo perfil y aficiones en muchas partes del mundo. Nuestra realidad no se acaba en la punta de la calle. Sí es cierto que pertenecer a una Red Social no te garantiza éxito entre las amistades: si eres un negado en la vida social, lo seguirás siendo; aunque de esta manera tengas más oportunidades para encontrar a alguien que encaje en tu perfil y con quien puedas trabar amistad.

La segunda parte de una amistad feisbookera o tuitera, es “desvirtualizarla”, encontrarla en la vida real y poder compartir COMO SIEMPRE se ha hecho todo lo bueno que ya arrastras desde los bits cibernéticos. Y es que el hombre necesita relacionarse, verse entre sus iguales.

Quizá por eso, y aprovechando que estábamos cerquita, nos reunimos ayer cuatro amigas fanáticas del tejer. Nos habíamos encontrado por Ravelry, habíamos leído nuestros blogs y el definitivo fue coincidir en De Hilos. Manos a la obra, reivindiquemos el “tejer en público”.

La quedada fue en la ciudad de Alcantarilla (Murcia). Lugar de procedencia de AnaTejeteje. Ella nos convocó y consiguió que acudiéramos. Gracias, Ana!! además fue un rato la mar de agradable.

Nada más llegar, nos apostamos en una terracita con algo fresco y sacamos nuestros tesoros. 

La Abuela Mangue, quiso terminar el pico que estaba haciendo para un traje típico de huertana.
Un bolero para niña de Carlota Castán 

Las herramientas de trabajo.
Que se te han quedado pequeños unos vaqueros? que ya no te gusta aquella falda tejana? pues no los tires!! recíclalos en un original bolso! 
Carlota nos enseña a hacer punto tunecino. 

Pico terminado.. a por otra labor!
 Dos horas de quedada dan para bastante. Carlota consiguió terminar la manta de bebé que traía.

Sin duda, repetiremos.

Y agradecer al Bar La Morada por la estupenda acogida que nos dió. Se mostraron muy orgullosos de ser la primera sede de Tejer en Público de este grupo.

¿Dónde será la siguiente?

Un rayo de sol para mis amigos del norte. A bit of sun for my northen friends.

Esta semana el tiempo ha ido mejorando día a día. Por fin el sol parece decidido a quedarse entre nosotros y ha empezado a brillar con fuerza. Ya pasamos de los 30º y pronto empezaremos a bajar persianas para mantenernos fresquitos en casa.

Hoy he leído el blog de Lucy, en el que hablaba de lo mal que lo han pasado esta semana con la lluvia y las pequeñas inundaciones debido a la humedad persistente. Por eso, les envío un poquito de este sol, para que su ánimo mejore y pinte una sonrisa en su cara.

Esta es la particular vista desde mi ático

This week the weather has been improving day by day. At last the sun seems determined to stay with us and have started brightly. We are past the 30ºC and will soon begin to fall blinds to keep fresh at home.

Today I read Lucy‘s blog, in which she spoke of how badly they have spent this week with rain and minor flooding due to persistent moisture. So I send this little sun to her, hoping mood improves and paint a smile on her face.
This is the particular view from my attic

Luz, calor……..

Empezamos a remontar el frío.
Bueno, en mi zona ya hace días que el sol brilla. Brilla incluso en invierno.
No pude resistirme a fotografiar un parque que hay cerca de casa, en el que domina la Genista.
Me gusta pasear, verla con su porte tan alto, con su amarillo tan intenso, con su aroma penetrante.

Entre las flores se pasea este tremendo caballo

La genista siempre me evoca buenos recuerdos de viajes por el Mediterráneo. Aquí os dejo mi canción preferida. Y se la dedico a quienes no podeis disfrutar de este maravilloso paisaje todos los días.