Tres monos sabios.

Cuaresma. Catequesis de confirmación en el Centro Loyola de Murcia. Ya somos mayores y hemos vivido una Cuaresma en clave pastoral. Hoy toca profundizar un poco más. Aterrizar en la fe, viajar a nuestro desierto interior y revisar todos aquellos trastos viejos que acumulamos. Pero, ¿cómo le explicas a adolescentes acostumbrados a las nuevas tecnologías todo esto? 

Se me ocurrió explicarles una historia que conocen muy bien: el ciclo vital. Pero no, no intentaremos aburrirles con historias o charletas. Para empezar viajaremos a Japón. Lo haremos con este Prezi (Pinchar en el mapa)

mapa fisico japon

Al norte de Tokyo hay una población llamada Nikko, que guarda un mausoleo en el que podemos ver talladas, como si fueran viñetas, las diferentes etapas de la vida, representada por monos. Esta secuencia, rodea todo el mausoleo de manera que la última engarza con la primera. La explicación de las viñetas la encontramos en ESTA entrada del blog Una japonesa en Japón. 

Los tres monos (en japonés san saru), también conocidos como los «tres monos sabios», están representados en una escultura de madera, situada sobre la tumba del santuario de Toshogu, construida en honor de Tokugawa Ieyasu, en Nikko, al norte de Tokio (Japón).

Los nombres japoneses de los tres monos —Mizaru, Kikazaru, Iwazaru— quiere decir  «no ver, no oír, no decir», sin especificar lo que los monos no ven, oyen o dicen.

El significado del tema de los tres monos es complejo y diverso,

**Una leyenda dice que los monos eran espías enviados por los dioses para enterarse de las malas acciones de los hombres; la representación de los monos ciego, sordo y mudo debió surgir como medio de defensa mágico contra dicho espionaje.

**Entre las gentes de la época, el sentido era el de «rendirse» al sistema. Se refería a un código de conducta que recomendaba la prudencia de no ver ni oír la injusticia, ni expresar la propia insatisfacción, para no ser castigados por los poderosos. (Sentido que perdura en la actualidad).

En realidad, se sabe que el origen de esta leyenda y creencia popular, está en la traducción del código moral chino del santai, una filosofía que predicaba el uso de la vista, el oído y la comunicación verbal en la observación cercana del mundo del día a día. Este significado real es entendido como No ver el Mal, no escuchar el Mal y no decir el Mal.

O lo que es lo mismo: indican lo que se debe hacer para ser sabio.

  • negarse a escuchar maldades;
  • negarse a mirar maldades;
  • negarse a comunicar maldades.

Para nosotros que somos cristianos, el triple gesto y lo que quiere significar, nos da pie para reflexionar en conciencia. La caridad cristiana nos llama a evitar maldades. Pero si no eres creyente y te escudas en el ateísmo, como ciudadano, la normal convivencia humana nos exige también evitar maldades.

Pero los malos ejemplos abundan y son una tentación diaria de hacer la maldad o devolver la maldad que nos han hecho. En Cuaresma, Jesús nos invita a retirarnos a nuestro desierto, a nuestro interior… a ese lugar donde sólo estamos nosotros, nuestra conciencia y enfrentarnos a la realidad de encontrarnos ese espacio algo enredado y sucio por la de trastos que hemos dejado por enmedio.

1. NEGARSE A DECIR MALDADES

  1.  Injurias, insultos, palabras ofensivas o que humillan.
  2.  Palabras de odio, de rechazo… Violencia verbal.
  3. Mentiras, verdades a medias.
  4.  Negarse a difundir bulos y noticias sin confirmar.
  5. Negarse a decirlas ni por escrito, ni por anónimos, ni por medio de Internet.

2. NEGARSE A ESCUCHAR MALDADES

  • Críticas y cotilleros que destruyen la fama de otras personas.
  •      Interpretaciones maliciosas del físico de otras personas, de sus aficiones, sus amistades.
  •      Negarse a conversaciones que mal-forman nuestra sensibilidad respecto al amor, la sexualidad, el chantaje, los sentimientos de venganza…
  •      Negarse a seguir tales conversaciones también en los Chat y grupos de Internet.
  •      Negarse a seguirles la corriente a los que acosan, los que hacen campañas injustas…

3. NEGARSE A MIRAR MALDADES

  •     Una cosa es estar informado y otra cosa es recrearse en lo morboso.
  •      Negarse a hacerle el juego a la pornografía.
  •      Negarse a espectáculos crueles, a videojuegos crueles y violentos.
  •      Negarse a mirar maldades, y a buscarlas, en TV o Internet.

 

4.NEGARSE A REALIZAR MALDADES

  • Al orgullo, la chulería, el no respetar a los otros, sobre todo si son débiles…
  •      A la injusticia, al abuso sobre los débiles.
  •      A la irresponsabilidad en el trabajo (estudio).
  •      A ejecutar venganza, a recurrir a la violencia, a dejar suelto el mal genio.

 

5.Y SÍ APUNTARSE

  • A la noble amistad, a la ayuda y la solidaridad.
  • Al amor de familia, a la solidaridad familiar.
  • A un corazón compasivo, que piensa en los demás y consuela en las penas.
  • A la verdad pura, a la justicia, a elegir con conciencia y responsabilidad.
  •  A la comprensión, a la tolerancia, al perdón.
  •  A dejarse iluminar por la LUZ de Jesucristo y sus enseñanzas.

 

(tiempo de reflexión en silencio)

12728994_10153631529494550_2536635439871296972_n

ORACIÓN COMPARTIDA.

  1. Sólo por hoy, trataré de hacer frente a lo de este día, sin querer resolver los problemas de mi vida, todos de una vez.
  2. Sólo por hoy, tendré mucho cuidado con mi educación: cortés en mis modales, sin criticar a nadie y sin pretender corregir a los demás, sino sólo a mí mismo.
  3. Sólo por hoy, trataré de ser feliz, sin ‘picarme’ con los demás cuando creo que me atacan.
  4. Sólo por hoy, trataré de adaptarme a las circunstancias sin pretender que las circunstancias se adapten en cada momento a mis gustos y deseos.
  5. Sólo por hoy, dedicaré un tiempo al libro que estoy leyendo; porque, como el alimento es necesario para la vida del cuerpo, así la lectura es necesaria para alimentar el alma. La tele puede esperar.
  6. Sólo por hoy, haré una buena acción y no lo diré a nadie: la verdadera generosidad no busca nada a cambio.
  7. Sólo por hoy, haré al menos una cosa de las que no me gusta hacer. A ver qué tal me siento.
  8. Sólo por hoy, me haré un plan de trabajo: Quizá no lo cumpla del todo, pero lo escribiré, y evitaré dos desastres: las prisas, y el dejar lo que tengo que hacer para luego.
  9. Sólo por hoy, creeré firmemente que Dios me quiere y se ocupa de mí como si nadie más existiera en el mundo.
  10. Sólo por hoy, no tendré miedo. Especialmente no tendré     miedo a disfrutar de lo que es bello y a creer en la bondad.

Papa Juan XXIII

 

Créditos:

Oración: Mochila Pastoral sj.

Wikipedia “Tres monos sabios”

Fotos del Prezi e historia: “Una japonesa en Japón”

Música: Banda sonora de “Memorias de una Geisha. Confluence”

Anuncios