Regalitos de Navidad II

Siguen llegando regalitos de Navidad hechos a mano.
Estos los ha realizado mi suegra que se ha aficionado al patchwork. Ella siempre ha cosido muy bien a máquina y ahora que no tiene que utilizarla para trabajar, lo hace por hobby
  
 
Nos ha hecho un camino de mesa navideño precioso con un centro muy original.
El camino de mesa es realmente sencillo. Un borde rojo enmarca dos estrellas de Navidad.
 
 
El centro de mesa es una bota de tela de rafia adornada con un gran lazo.

A mi me ha hecho este precioso delantal. Me va a encantar usarlo, aunque creo que lo guardaré para las ocasiones en las que tenga que cocinar algo especial. Me da miedo de que se pueda estropear.  

 
Los peques también han recibido su regalo de patchwork. A la princesa le ha hecho este cojín para su cama con un osito tierno y sonriente.
 
 
Para el pequeño príncipe, el tema del cojín ha sido más que acertado: Un coche con el que hacer estupendos viajes mientras sueña.

¡¡¡Feliz Navidad!!!

Decoración de Navidad hecha por tus hijos.

Ya es Adviento.
Y aunque para nosotros representa el final del calendario, en realidad es el primer periodo del año litúrgico cristiano. Lo comprenden los cuatro domingos anteriores a la Navidad, aunque el tiempo de espera varía si hablamos de la Iglesia Cristiana Ortodoxa, que lo extiende 40 días desde finales de noviembre hasta el día 6 de Enero (festividad de la Adoración de los Magos).

Seas más o menos cristiano, más o menos practicante, la realidad es que estos días de espera antes de la Navidad se traduce en niños expectantes y nerviosos ante las luces que se encienden, las vacaciones del cole que llegan, los regalos y…¡el tiempo libre!

Tus hijos están en estos momentos acabando las evaluaciones del primer trimestre. Han hecho un gran trabajo desde Septiembre y estamos a una semana del final de las clases. Ya hay pocos contenidos nuevos que aprender y cada día llegan menos deberes a casa por las tardes.

Aprovecha este tiempo para que se impliquen en la decoración de Navidad de tu hogar.
Estarán muy entretenidos y te ahorrarás bastante dinero.
Además a ellos les encantará participar en esas manualidades, si el resultado va a ser expuesto en casa a todo aquel que entre y lo vea.

Los materiales deben ser caseros. No tiene mucho sentido gastarte un dineral en comprar cosas para hacer tu decoración, (para eso, cómprala y deja de leer esta entrada). Pero si lo que quieres son ideas, mira a tu alrededor. Aprovecha un paseo por el monte para recoger algunas piñas. Convoca a los niños una tarde, esparce periódicos en una mesa grande y déjales pintarlas a su gusto. Sólo tienes que proporcionarles témperas y algunos retazos de telas o lazos que tengas por casa. Su imaginación hará el resto.

 Ahora que es tiempo de naranjas, hazte un centro con esta fruta. Con un pelador hazles surcos decorativos. Déjaselas a los niños para que las decoren con clavos de especia y verás qué centro más aromático tienes! Si a eso le añades unas ramitas de pino (ojo! no las rompas de los árboles! Seguro que encuentras ramas caídas en tus paseos por el monte), ni te cuento la fragancia.
 
 
Si a tus hijos lo que les gusta es recortar, aquí tienes una idea de cómo hacer copos de nieve con esta técnica. Puedes proporcionarles hojas en blanco, en color, metalizadas, hojas de papel que no sirvan, de esas que acumulas como “papel miseria” para tomar notas. Dóblalas en varias veces como indica la figura y dibújales la sección del copo de nieve. Como hacer los monigotes de los inocentes de cuando eras pequeño, ¿te acuerdas?
Esos copos de nieve pueden decorar una ventana o, unidos con un hilo, pueden colgar como una guirnalda en cualquier estancia.
 
 
Esta es otra idea para los que les gustan las tijeras, incluso para esos pequeñines que están empezando a recortar en el cole.
Hazles recortar tiras de un dedo de ancho (como mucho). Con un poco de pegamento, se unen las puntas (forma de lágrima) y se agrupan 5 de ellas en forma de estrella. También puedes hacer un doblez en la mitad de la tira de papel y pegar los extremos para conseguir un corazón. Ten la precaución de incluir un hilo antes de unir las puntas del papel.. y tendrás una decoración bien bonita para colgar de la lámpara del comedor.
 
 
Las tarjetas de navidad es otra fuente de inspiración para hacer manualidades. Aquí tienes una idea muy original, para niños más mayores o para que tú ayudes a los más pequeños con el cutter.
Puedes cambiar el Árbol por cualquier otro motivo, puedes implicar a los niños pidiéndoles que lo pinten o que lo decoren con pasta, botones o cualquier material otro material antes de recortarlo, puedes cambiar el papel…
 
Usa tu imaginación!… y la de tus hijos!
Feliz Navidad!
 
 
 
 
 
 
 
 

Habitación para un príncipe.

Pues sí, ya hemos acabado con la habitación de “niño mayor” de mi hijo. Ya le hemos renovado su espacio, a su gusto, para que empiece “el colegio de los grandes” como toca. La verdad es que le hacía falta.
Esta habitación ha ido creciendo con los niños. Parte del mobiliario perteneció a su hermana cuando nació. La hemos ido completando con los muebles necesarios según crecía la necesidad. Siempre hemos tenido precaución de mantener el color madera, o el pino natural para que hiciera conjunto. La última vez que la pintamos, fué cuando mi hija tomó posesión de su Jardín de hadas. Hasta ese momento, los dos dormían juntos. Así que para que él no fuera menos, le renovamos un poco el color de la pared y le colgamos dos pósters de Spiderman, su héroe!
Tan entusiasmados estaban con la creatividad, que no pudieron resistirse a hacer de Spíderman y decorar ellos mismos la habitación dos días después de haber pintado nosotros. Dicho y hecho, se embadurnaron las manos de crema, se subieron a la litera y…………..
Aquí teneis una muestra de cómo quedaron las paredes. Como castigo (no se si para ellos o para nosotros) así han estado 3 años.
Pero ya no aguantaba más la cosa.
Esto había que repararlo. Lo malo es que los tiempos que corren no son para mucho gasto. Nos pusimos un tope y un reto: 100€.
Seríamos capaces de renovar la habitación como mucho, con ese dinero?
Pues, claro que sí!
Primero, interrogar al inquilino sobre sus gustos. Informarle de que si acepta la renovación de su estancia, debe respetarla y cuidarla (jejejeje). El príncipe de la casa aceptó encantado.
Es un niño con mucha personalidad, así que pronto lo tuvo claro. Quería un color azul fuerte, pero no oscuro (“que no sea negro, mami”) y nada de colores pasteles.
Pues allí vamos!!
Tachaaaaaaaaaaannnnnnnnn!!!!!!!!!!!!!
Oh, Oooooohhhh…. el azul elegido es el del cuadrado grande, pero al destapar la caja descubrios que se parece más al del cuadrado pequeño. Bueno, esperemos a ver cómo queda una vez seco.

La verdad es que en casa no nos da pereza pintar paredes. Tenemos el trabajo bien distribuido. Yo soy más hábil con los detalles y él es un as con el rodillo , así que mi aportación es “recortar” con el pincel las esquinas y lugares más comprometidos. Siempre trabajamos juntos en estos casos. Y cuando terminamos de cubrir la pared, todo queda limpio y recogido. ¿El secreto?, mojar el suelo mientras se está pintando. Si eres precavido y tienes a mano una fregona, moja bastante el suelo antes de sacar el rodillo de la caja de pintura, si caen gotas o manchas, sólo tendrás que recoger el agua y la mancha y de una pasada… limpio!
Ahora os voy a poner un antes y un después de la misma habitación. Aviso, sólo hay 4 elementos nuevos. Ahí van!
Puerta de entrada.
Puerta de entrada.
Misma pared de la puerta, antes….
…..Y después.


                                          

Hemos movido el armario de sitio. Ya habéis visto que está en la pared de la puerta.

Hemos querido situar aquí la zona de estudio, porque el príncipe puede aprovechar toda la luz que entra por la ventana para hacer sus deberes.

Por eso también la pared es blanca, para reflejar esa luz, y para evitar distracciones! Aún nos queda poner una chapa entre la mesa y la pared, para que pueda colgar información y fotos con imanes. Así también protegeremos la pared de continuos golpes con la mesa.

Un antes y un después,
en el que hemos ganado mucha luz.

La fuerza de ese azul intenso, se ilumina y a la vez se contrarresta con todo el blanco de las otras dos paredes.

Esta ya no es la habitación de un niño pequeño.

Los juguetes se han reducido, han pasado a otro lugar. Ahora es una habitación de trabajo y de descanso.

Sigue manteniendo algunos juguetes, los más apreciados, y hemos incluido una radio para que escuche cuentos.
También decidió poner en un lugar preferente la foto que tiene junto a su profesora de piano. La aprecia mucho. Le encanta tocar el piano, le fascina.

Hemos mejorado algunos detalles.

Le hemos puesto una luz para sus lecturas de ir a dormir.

Y hemos intentado hacer un lugar acogedor, a su gusto, para que ir a dormir sea siempre un momento grato, y para que su habitación sea siempre su reino.
“Un reino de dinosaurios, mamá”…. ah, si, bueno…. más adelante veremos.
Nada más terminar la habitación, hizo esta composición y la pegó en la puerta para que todos supieran a quién pertenece.


A partir de ahora, el día a día personalizará esa habitación. Mi principe tiene que vivirla para amoldarla a su personalidad.

Ah! y del presupuesto nos han sobrado 20€.



Nuevos proyectos.

Al final, me he decidido a empezar a lo grande así, como haceis algunas… con varios proyectos a la vez. Total, es verano y las tardes son muy largas.

Aquí os presento otra versión del Elise Shawl en color maquillaje. (sí, ya se que mi aloe está algo escaso de agua). El chal era para una amiga. Ella me dejó unos vestiditos de fiesta con toda la confianza y quería agradecerle de una manera especial ese gesto. Así que no me lo pensé dos veces y le escogí este favorecedor color que combina con cualquier cosa que lleve puesta. Este chal ya está en manos de su dueña, quien espero que lo disfrute mucho estas vacaciones.

 Como ya os dije en la entrada anterior, encontré un diseño fantástico para una colcha de niño (aquí) y aunque en principio pensé dejar el tejido de la manta para cuando haga más frío, al final no pude resistirme. Son pequeños grannies y aunque sea lana, se teje bien. Así que los voy haciendo poco a poco mientras descanso un poquito por las tardes después del trabajo. Estos son los colores que elegí. La autora está haciendo su mantita en algodón (porque es para un bebé), con 3 tonos de azul y 3 de verde. Yo he variado a lana (me interesa que abrigue) y además he incluido 2 tonos de lila.

Y¿¿ a que no sabeis qué encontré en la tienda cuando fuí a buscar las lanas???? Mirad el escaparate, mirad:

Siiiiiii!!!!!!!! es mi Elise Shawl!!! me lo pidió para adornar un poquito y mostrar las posibilidades del hilo. jejejje Ya hay quien ha preguntado por él. Uy!! nunca he vendido nada de lo que he tejido. No sabría ni qué precio ponerle! Desde luego, ese turquesa no lo vendo!

Estos días también aproveché para ordenar las lanas y madejitas que tenía por casa. Encontré muchos ovillitos pequeños de colores vivos de un antiguo proyecto que se quedó en ufo. Así que las estoy reciclando en una vistosa flor hippie que ví aquí. Bueno, en realidad son dos flores. Las estoy tejiendo a la vez: una para mi hija (que le gusta el rosa) y la otra para mi sobrina (que le gusta el lila).

Este proyecto lo dejo para los ratitos de tejer en el patio cuando ya está anocheciendo, antes de cenar. Es muy agradable tejer a esa hora, en la terraza, tranquilamente, escuchando los sonidos que llegan del parque cercano. Casi una terapia.


Obras de arte, hechas con las manos y el corazón.

Acabo de llegar de una exposición muy especial.
En mi localidad hay un grupo de mujeres que se reúnen todos los días para hacer cosas preciosas que adornan su entorno y las gentes que las lucen. Estas labores recuperan diseños y patrones antiguos que a lo largo del tiempo han formado parte de los ajuares de las casas.
Ahora todo es fabricado y comprado, por lo que se esos diseños se van perdiendo. Gracias a artesanos como las mujeres que componen este grupo, esos diseños siguen vivos y actuales, adornando nuestras vidas.
Por otro lado, el trabajo hecho con las manos, con paciencia y saber, no tiene precio.

He hecho algunas fotos para que podais asomaros a estas maravillas.

Esto es un Refajo, el traje regional de Murcia (la región donde vivo) bordado en raso con lentejuelas y canutillos. Es el traje de fiesta y ocasiones especiales.


En este rincón se esconden preciosas vainicas que adornan tapetes, pañuelos y mantelerías.

Un ejemplo de fino bordado en un juego de cuna.

Mantelería realizada con vainica. 
(detalle) 
Este chal y delantal realizados en lino con vainica, reproduce un patrón muy antiguo. La puntilla está realizada en bolillo por la misma artesana.
(Detalle)
Otro trabajo muy diferente: una mantelería bordada a punto de sombra: las puntadas se dan por el derecho, pero el hilo cruza por detrás de la labor. 
En este rincón, podeis ver Picos, delantales y un Refajo (amarillo bordado en negro). El refajo es el nombre que recibe la falda del traje típico regional. Antes os he enseñado uno de fiesta, pero el más usual es el de paño o fieltro, bordado en lana. Cada zona de la región de Murcia o cada población, tiene unos dibujos y colores que la identifican. En los últimos tiempos se están recuperando patrones que casi ya estaban desaparecidos.
Por cierto, ¿os suena ese vestido que hay con lazo rosa? 
Otra muestra más de vainicas, un fino pañuelo. 
Un traje de bautismo, de los que ya no se ven en las tiendas.. o si los ves, te cuestan un ojo de la cara.
Si os fijais en los detalles de las vainicas, entendereis por qué cuestan tan caros. Este trabajo artesanal, ya casi nadie sabe hacerlo y lleva muchas horas de trabajo. 
Y por último, os enseño una muestra de refajos variados: bordados a un solo tono en liso o listas o bordados a varios colores sobre fondo liso. Los trajes de huertana de mi tierra son todos preciosos.
***************************************************************************
Quería añadir esta manta de patchwork porque en las fotos anteriores creo que no salía y merece la pena detenerse a mirarla. Su autora puede estar bien orgullosa del trabajo que ha realizado.

Una historia de cuento, un colegio de cine.

Vengo entusiasmada del colegio de mis hijos.
He visitado la exposición que han hecho alumnos y profesores con motivo de la Semana Cultural.

Durante el primer y segundo trimestre, han trabajado un tema transversal: los “Libros de Cine” como proyecto para fomentar la lectura y acercar a los niños a los libros.
Cada nivel ha leído y trabajado un libro. Daba igual el título, el único requisito era que hubiera sido llevado al cine, enlazando de esta forma la literatura y el séptimo arte para poder estudiar los diferentes lenguajes y materiales que se utilizan en cada uno de ellos.

El resultado está plasmado en los trabajos que alumnos y maestros han realizado en torno a la lectura de los libros seleccionados y que están expuestos en los pasillos del centro.
Además, durante toda esta semana se han programado actividades para todos los alumnos del centro como ha sido la representación del musical  “Ratas” a cargo de la Coral Kodály de Molina de Segura, un taller de ilustración con el pintor local Torregar, un taller de cine con el profesor de teatro Abraham Lara, un cuenta cuentos y la emisión en directo para el próximo día 9 de Mayo del programa de Onda Regional (radio) “La tribu Imaginaria”.

Entrar al colegio es abrir los sentidos de par en par

El equipo directivo nos da la bienvenida desde un cartel muy especial:

El pasillo de entrada a la zona de Educación Infantil de tres años, tiene su aquel… hay que pasar por el oscuro bosque para llegar al cuento de Los Tres Cerditos.

Infantil de cuatro años ha trabajado La Casita de Chocolate.

Los mayores pequeños de 5 años, El Flautista de Hamelín. Este es el cartel de la película con las maestras del curso.

Entrando en Primaria, el Primer curso ha trabajado Pinocho:

Las puertas de todas las aulas se han revestido de gala con una estrella, como si fueran camerinos.
Subiendo al primer piso, nos espera el soñado Oscar

Segundo curso de Primaria han preparado un espectacular “Alicia en el país de las Maravillas”
Esta es la vista general del pasillo:

Han acortado el pasillo con un mural y una puerta muy especial que da paso al castillo de la Reina de Corazones y al salón de te.

Este colegio es bilingüe, así que la asignatura de inglés tiene mucho peso

Tercero ha trabajado Peter Pan. Han leído el libro, han visto la película de “Descubriendo Nunca Jamás”, y han hecho un mural impresionante que da acceso a sus aulas:

Cuarto ha leído “Kika Superbruja y el Libro de los hechizos”.

Quinto se atrevió con “El libro de la Selva”

Y los mayores de Sexto, han hecho un trabajo minucioso con “El Mago de Oz”

Incluso, se han fabricado a los personajes:

Y tu…..¿qué sabes de cine?