Regalo desde Italia.

Hoy me ha llegado desde Italia una sorpresa en forma de revistas de cocina.
Me encantan! disfruto con las ideas y las presentaciones italianas, tan mediterráneas.
Muchas buenas ideas cocinadas con ingredientes frescos, tal y como les gusta a los italianos. Esta será una buena comida para llevar al trabajo.

 

 mmmmmmmmmm delicioso! Habrá que revisar los detalles poco a poco.

Qué detalle! me han traído el ejemplar de mayo12 de La Cucina Italiana! Es la primera revista italiana que cayó en mis manos hace bastantes años. Leyéndola aprendí el poco italiano que se hahahahahaha.

Habrá que poner en práctica algunas de estas delicias. Por cierto, la receta de los Corazones para comérselos , salió de uno de estos magníficos ejemplares que cayeron en mis manos en mi último viaje a Roma.

Corazones para comérselos!

Las comidas navideñas dan para mucho. En casa nos gusta introducir pequeñas recetas nuevas junto a los platos de siempre. Este año, le ha tocado el turno a estas pastas saladas que quedaron riquísimas.

Son muy fáciles de hacer. Se necesita: 230gr de masa de hojaldre refrigerada o congelada 150gr de queso ricota 8-10 tomates secos 100gr de queso rallado tipo holandés unas ramitas de mejorana fresca. Se mezcla en un bol la ricota y los tomates secos cortados muy pequeñitos, el queso rallado y las hojas de mejorana trinchadas, hasta obtener una mezcla bien amalgamada. Se aplana la masa de hojaldre y se extiende la crema obtenida con la ricota. Enrollar la masa de dos lados hasta el centro, hasta la mitad. Envolver el rollo obtenido y ponerlo en la nevera mínimo 1h, con el fin de que se endurezca para facilitar el cortarlo. Pasado ese tiempo, cortar el rollo en porciones de un dedo de grosor, con un cuchillo bien afilado. Disponer estar porciones en la bandeja de horno y cocerlo a fuego alto (200º) durante 10-15 minutos hasta que se doren (cuidado de que no se quemen). Dejar templar. Pueden servirse templados o frios.