"Este corazón te quiere" en la III Muestra de Artesanía del Hipermercado Leclerc.

Ayer sábado inauguramos un punto nuevo de recogida de corazones.
Gracias a la asociación artesana Crea que nos hicieron un hueco entre sus maravillas, estamos presentes en la III Muestra de artesanía que ha organizado el hipermercado Leclerc de Alcantarilla (Murcia)
La exposición se inauguró el viernes con la asistencia de la Sra.Directora General de Artesanía de la Región de Murcia.
Hasta este espacio nos fuimos ayer las Tejedoras Murcianas Reunidas. Fué un estupendo rato en el que explicamos este proyecto y ayudamos a quien lo solicitó.
Lisa pasó delante de nuestro mostrador y no pudo resistirse a coger el ganchillo. Directamente, empezó a tejer el corazón. Carlota le ayudó a descifrar el patrón.
Arcadio, como buen artesano, decidió dar empleo a sus manos y me pidió que le enseñara a tejer. Rápidamente se hizo con el punto de cadeneta y el punto enano. Su mente, acostumbrada a crear, pronto empezó a diseñar con sólo esos dos puntos, y a encontrar utilidades a lo que tejía.
Fué un rato muy agradable que pasó rápidamente. 
PUNTO DE RECOGIDA DE CORAZONES
Si vives cerca de este hipermercado y quieres dejar allí tu corazón, puedes acercarte y depositarlo sobre la mesa de la exposición destinada al proyecto. Ellos me los harán llegar. Acuérdate de identificarlo con tu nombre y el lugar donde resides (sólo la localidad).
Y hoy.. al gran estreno en el mercadillo artesano y las actividades del día de la mujer.
Para no perdérselas!

 

Anuncios

Obras de arte, hechas con las manos y el corazón.

Acabo de llegar de una exposición muy especial.
En mi localidad hay un grupo de mujeres que se reúnen todos los días para hacer cosas preciosas que adornan su entorno y las gentes que las lucen. Estas labores recuperan diseños y patrones antiguos que a lo largo del tiempo han formado parte de los ajuares de las casas.
Ahora todo es fabricado y comprado, por lo que se esos diseños se van perdiendo. Gracias a artesanos como las mujeres que componen este grupo, esos diseños siguen vivos y actuales, adornando nuestras vidas.
Por otro lado, el trabajo hecho con las manos, con paciencia y saber, no tiene precio.

He hecho algunas fotos para que podais asomaros a estas maravillas.

Esto es un Refajo, el traje regional de Murcia (la región donde vivo) bordado en raso con lentejuelas y canutillos. Es el traje de fiesta y ocasiones especiales.


En este rincón se esconden preciosas vainicas que adornan tapetes, pañuelos y mantelerías.

Un ejemplo de fino bordado en un juego de cuna.

Mantelería realizada con vainica. 
(detalle) 
Este chal y delantal realizados en lino con vainica, reproduce un patrón muy antiguo. La puntilla está realizada en bolillo por la misma artesana.
(Detalle)
Otro trabajo muy diferente: una mantelería bordada a punto de sombra: las puntadas se dan por el derecho, pero el hilo cruza por detrás de la labor. 
En este rincón, podeis ver Picos, delantales y un Refajo (amarillo bordado en negro). El refajo es el nombre que recibe la falda del traje típico regional. Antes os he enseñado uno de fiesta, pero el más usual es el de paño o fieltro, bordado en lana. Cada zona de la región de Murcia o cada población, tiene unos dibujos y colores que la identifican. En los últimos tiempos se están recuperando patrones que casi ya estaban desaparecidos.
Por cierto, ¿os suena ese vestido que hay con lazo rosa? 
Otra muestra más de vainicas, un fino pañuelo. 
Un traje de bautismo, de los que ya no se ven en las tiendas.. o si los ves, te cuestan un ojo de la cara.
Si os fijais en los detalles de las vainicas, entendereis por qué cuestan tan caros. Este trabajo artesanal, ya casi nadie sabe hacerlo y lleva muchas horas de trabajo. 
Y por último, os enseño una muestra de refajos variados: bordados a un solo tono en liso o listas o bordados a varios colores sobre fondo liso. Los trajes de huertana de mi tierra son todos preciosos.
***************************************************************************
Quería añadir esta manta de patchwork porque en las fotos anteriores creo que no salía y merece la pena detenerse a mirarla. Su autora puede estar bien orgullosa del trabajo que ha realizado.